Colas, visitas y grandes dosis de belleza: las Edades del Hombre 2011.

viernes, 17 de junio de 2011 23:14 By Medinalogo ADTM , In , , ,


Escolares corriendo, sonriendo, charlando. Esperando a las puertas de la iglesia de Santiago a la espera de que se abran las puertas para poder ver la exposición. Esta es la imagen que prácticamente todos los días se puede ver en Medina del Campo desde que el pasado 3 de mayo se abrieran las puertas de la presente edición de Las Edades del Hombres. 

Excursiones, tanto de colegios como de personas de la tercera edad, que acuden a la localidad de las ferias para poder ver el conjunto de arte sacro expuesto en la iglesia de Santiago. 

Las voces y el griterío de los más jóvenes a la entrada del templo dan paso a un silencio sepulcral una vez en su interior. Todos los visitantes se quedan ‘mudos’ una vez que pueden contemplar la gran belleza de las piezas expuestas. El recorrido se hace de forma pausada, lenta y, sobre todo en silencio. Las únicas voces que se escuchan en el interior del templo son las de las guías que explican de forma minuciosa cada uno de los grupos escultóricos que forman la muestra. 

La atención de los visitantes es máxima en su afán de no perderse ninguno de los detalles. La luz, la belleza y variedad de las piezas, la música y los audiovisuales dan un encanto especial a la exposición. A través de distintas obras de arte, objetos litúrgicos, libros y documentos, se habla de la pasión de Cristo, se invita al visitante a contemplar este momento crucial en la vida de Jesús de Nazaret, culmen de su misión en la tierra. Obras de arte antiguo en diálogo con obras modernas y contemporáneas -y he aquí otra novedad en esta edición- guian por el relato de la Pasión, por la reflexión que ha provocado a lo largo de los siglos, o por el modo de celebración de la misma.

Resultado excepcional. El resultado de todo ello es excepcional y así queda demostrado en la opinión de los visitantes. «Muy bien, me ha parecido muy bonita y eso teniendo en cuenta que yo ya he estado en Ciudad Rodrigo, Valladolid, León, Astorga... No me he perdido casi ninguna, pero todas ellas tienen algo diferente y ésta también», destaca Bienvenido Calleja, en la puerta de la iglesia tras visitar la exposición.  

Los grupos de visitantes salen de la iglesia entre comentarios de estupor por la gran armonía alcanzada entre las piezas y su enorme elegancia a la hora de mostrar la Pasión de Cristo.
«Hemos visto la muestra de Medina de Rioseco y cuando salimos pensamos que el nivel era muy alto y muy difícil de superar, aunque cuando hemos visto la exposición de Medina nos hemos dado cuenta de que nos equivocábamos», apuntó María Rosa de Castro, procedente de Salamanca.

De la misma opinión es José Luis Hurtado, de León, quien manifestó que la muestra «es realmente bonita». Hurtado salió aún más impresionado que el resto de visitantes si cabe, ya que se trata de la primera vez que tenía la oportunidad de ver Las Edades del Hombre. «Es mejor de lo que esperaba».




0 comentarios:

Publicar un comentario