Sorpresa, emoción y rentabilidad: las Edades del Hombre 2011.

viernes, 17 de junio de 2011 23:19 By Medinalogo ADTM , In , , ,


Los visitantes de Passio en Rioseco opinan favorablemente de una exposición que, además, está sirviendo para impulsar algunos sectores de la localidad.

 

Grata sorpresa, maravilloso descubrimiento o constante emoción, son sólo algunas de las expresiones que desde hace más de un mes se oyen a las personas que salen de la iglesia de Santiago, de Medina de Rioseco, después de visitar la exposición Passio.

 

Visitantes llegados de prácticamente todos los puntos de España, en especial de Castilla y León y Madrid, pero también de lugares como la ciudad norteamericana de San Francisco en donde vive el veterano psicólogo Pablo García-Gañán, quien hace unos días viajaba a su ciudad natal de Valladolid en compañía de su esposa y de su hija. Durante esta semana se han acercado a Rioseco para visitar Passio y los recursos turísticos de la ciudad. A García Gañán, que destacó de la muestra el «no estar tan cargada como en otras ediciones», le ha gustado «la mezcla de obras antiguas y modernas y la apreciación de cómo el arte se pone al servicio de la historia bíblica y de cómo ésta se cristaliza en el arte». El psicólogo se ha comprometido, a su vuelta a Estados Unidos, a dar a conocer la muestra y los secretos de Rioseco a la prestigiosa sociedad Unión Española de California, de la que es socio.   

 

Esta opinión favorable es refrendada por Juan José Limón Luque, de la empresa Agencia de desarrollo turístico Medinalogo, que, hasta el momento, en lo que va de exposición, ha llevado a Rioseco cerca de 1.500 visitantes procedentes de Madrid, León, Valladolid, Salamanca, Santander, Asturias, Toledo, Palencia o Cáceres a través de distintos grupos a los que «ha sorprendido tanto el contenido, con unas piezas que expresan de formas tan distintas la Pasión de Cristo, como el continente con la gran belleza de la iglesia de Santiago de los Caballeros». En este sentido, Limón Luque destacó que son muchas las personas que han señalado que durante la explicación de las piezas no han podido evitar distraerse con la monumentalidad del retablo mayor de la iglesia de Santiago de los Caballeros. Además, afirmó que muchos de sus clientes se han sorprendido con el patrimonio de la ciudad y con el paisaje de los Montes Torozos.  

 

Las buenas sensaciones de los visitantes no se alejan de la que tienen los propios riosecanos que coinciden en señalar que es todo un lujo y una suerte el poder tener en la ciudad una exposición de tanto nivel y calidad.  

 

Junto a la buena impresión que causa Passio en Rioseco, está la repercusión económica que la muestra está teniendo en especial en el sector hostelero, aunque también, en menor medida, en el comercio de la localidad. Una repercusión que reconoce el responsable del Centro de Turismo Rural India Chica, Carlos Espinaco, quien reconoce que «es raro el día que no tenemos un grupo para comer». Pero también el eco positivo se está notando en la comarca como hace ver Fernando Martín, del restaurante El Rincón del Labrador en La Santa Espina.  

 

Todo ello, sin olvidar que Passio está sirviendo para poner en valor el rico patrimonio riosecano como importante recurso turístico, ya que son muchos las personas para las que la visita a Las Edades del Hombre les ha supuesto descubrir los tesoros artísticos que guardan los museos de Semana Santa y de San Francisco o la iglesia de Santa María con su Capilla de los Benavente, pero también la singularidad del Canal de Castilla con sus paseos en el barco Antonio de Ulloa.   

 

0 comentarios:

Publicar un comentario