Monacatus, XVII Edición de las Edades del Hombre, en Oña, con matiz berciano.

martes, 19 de junio de 2012 10:23 By Medinalogo ADTM , In , , , , , , , , ,


El comisario y organizador de las Edades del Hombre descubrió en Zamora el trabajo del pintor Luis Gómez Domingo y le sorprendió su estilo. Cuando se organizó otra muestra del artista en Valladolid, se quedó definitivamente prendado y decidió encargarle una obra para la edición de la exposición en Oña, que fue inaugurada por la reina Doña Sofía el 23 de mayo y que en esta ocasión tiene como eje argumental la vida consagrada a la iglesia católica, bajo el título Monacatus.

«Me pidieron que representara un hecho de los evangelios y elegí el pasaje de la Biblia que simboliza la vida activa y pasiva, durante ‘La visita de Cristo a casa de Marta y María’», explicó el artista nacido en Teruel, aunque ligado al Bierzo desde 1977. Así, esta obra pintada en lino crudo y cera caliente con pigmento se codeará hasta el próximo 4 de noviembre con piezas del siglo XV, XVI y XVII de conventos y monasterios de toda Castilla y León. El cuadro, de un metro por 80 centímetros, forma parte del primer capítulo de la muestra que acoge el Monasterio de San Salvador de Oña, y en él concluye la guía cuando hace el recorrido por esta primera sala.

Gómez Domingo destacó que, como creyente, le costó poco captar la idea que se quería transmitir con su cuadro y también que es «un pintor de colores sobrios», por lo que su pieza encaja en el marco de Las Edades del Hombre de Oña. Cada vez que se enfrenta a la elaboración de un cuadro, este profesor ya jubilado se sumerge en un largo proceso de preparación, que arranca con la elaboración de toda la documentación que considera necesaria para abordar la pieza. «Hasta que arranco me cuesta. Leo, escribo, busco el soporte material... y cuando ya lo tengo todo, entonces el cuadro empieza a mandar sobre mí y me dejo llevar», explicó sobre su proceso productivo.

El artista ya ha visitado la exposición y quedó «muy satisfecho» de la muestra, de la que salió «sobrecogido» por las manos de una escultura que representaba un ermitaño: «Quizá hay cosas más magníficas, pero me sorprendieron». También valoró positivamente el lugar que ocupa su pieza. «Estoy muy orgulloso de que haya algo berciano en Las Edades del Hombre», apuntó sobre la presencia de su cuadro, tras añadir que también hay una pieza de gran valor de Santiago de Peñalba. De la muestra ensalzó su organización y la elección de las piezas, además del marco, el monasterio en el que permanecerá hasta noviembre. «Es una exposición para verla, para disfrutarla. No tiene por qué verse rápidamente porque no agobia, se puede disfrutar de todas las cosas», explicó el artista, que como turolense, también se fijó en un escudo que combina la enseña de Castilla y la de Aragón, «aunque con cinco barras rojas y no con cuatro como ahora».

«No soy un pintor coloquial, considero que un creador tiene que estar abierto a todo. He hecho la batalla de Teruel la Semana Santa leonesa y ahora esta pieza para Monacatus», apuntó Luis Gómez Domingo, que no dudó en interrumpir su desayuno para facilitar el trabajo la periodista: «Yo ya estoy jubilado», remarcó amablemente.

0 comentarios:

Publicar un comentario