La Diócesis de Valladolid cede 13 piezas para Monacatus: las Edades del Hombre 2012 en Oña.

viernes, 13 de abril de 2012 9:45 By Medinalogo ADTM , In , , , , , , , , ,


De la imaginería religiosa arraigada a la cultura popular por su uso procesional, de ‘Passio’, al arte integrado en las clausuras, de ‘Monacatus’. Las Edades del Hombre vuelve a dar una vuelta al concepto expositivo del patrimonio eclesial de Castilla y León. La villa burgalesa de Oña es la ciudad escogida para albergar la edición XVII que contará con un total de 140 piezas. Y la Diócesis de Valladolid también mostrará una selección de su riqueza artística más desconocida. Así, la nueva exposición se convertirá en una ocasión única de conocer ciertas piezas que forman o han formado parte del día a día de las órdenes monacales. Se trata de bellas desconocidas para el gran público.

‘Monacatus’ será el mayor proyecto cultural en torno al arte sacro de Burgos, según fuentes de la organización, uno de los territorios más ricos desde el punto de vista cultural y artístico. Pero también tendrán cabida obras de todas las diócesis de la región, destacando las trece cedidas por la provincia vallisoletana a la muestra de arte.

Gregorio Fernández, Alejo de Vahía, Ramón Bayeu, Tomás de Sierra o Manuel Álvarez son algunos de los autores de las obras procedentes tanto de la capital como de la provincia vallisoletana, abarcando un horizonte temporal de entre finales de los siglos XV y XVIII. Son piezas que siguen de actualidad en sus respectivos lugares de origen, es decir, que siguen estando al culto o sirviendo en el desarrollo de las tareas monacales de una determinada comunidad, cumpliendo su función, aunque fundamentalmente en la actualidad la mayoría de las piezas están localizadas en iglesias o parroquias de pueblos e incluso en la propia Catedral Metropolitana.

Valladolid aportará numeroso patrimonio escultórico, pero también pictórico e incluso una vajilla de porcelana y un reloj de arena para contar las horas de lectura y oración. Todas integrarán una muestra que estará abierta entre los meses de mayo y junio, dividida en cinco capítulos y que ocupará la iglesia, la sacristía, la sala capitular y el claustro del Monasterio de San Salvador, el primero de la orden benedictina en España (año 1088) y origen de la reforma en Occidente. En definitiva, las obras estarán expuestas en un marco de lo más apropiado para su temática y rodeado de un espacio natural singular.

LAS OBRAS APORTADAS POR LA DIÓCESIS DE VALLADOLID:

Santísima Trinidad, de Tomás de Sierra (hacia 1700), del Museo de San Francisco de Medina de Rioseco.

Vajilla monástica. Loza de porcelana de varias piezas con escudos grabados del Monasterio de San Joaquín y Santa Ana de Valladolid de las Madres Cistercienses.

Reloj de arena. Se trata de una obra de anónimo castellano, del siglo XVII, hecho con materiales de madera, vidrio y arena. De pequeñas dimensiones, 20 por 10 centímetros, procedente del Real Monasterio de Santa Clara de las Madres Clarisas de la localidad vallisoletana de Villafrechós.

San Atilano. Escultura de madera policromada, anónimo castellano del siglo XVIII, y propiedad del Monasterio de San Joaquín y Santa Ana, de las Madres Cistercienses de Valladolid.

San Benito. Óleo sobre lienzo de Ramón Bayeu, datado en 1787. Destaca por sus colores vivos y destacas expresiones de los personajes de la obra. Está en el Monasterio de San Joaquín y Santa Ana de las Madres Cistercienses de Valladolid.

San Fernando Rey. Es una talla de madera policromada, de dimensiones algo superiores a lo natural. Realizada por Alonso Fernández de Rozas en el año 1671. Y está ubicada en una hornacina de la Santa Iglesia Catedral Metropolitana de Valladolid.

San Bernardo. Se trata de una escultura de madera policromada atribuida al afamado autor Gregorio Fernández (1620-1630). Tiene unas dimensiones similares al tallaje natural y es propiedad del Monasterio de San Quirce y Santa Julita, de las Madres Cistercienses de la capital vallisoletana.

San Millán. Figura de madera policromada del escultor Manuel Álvarez, realizada en el siglo XVI, y de dimensiones más pequeñas de lo natural. Está ubicada en la Iglesia Parroquial de San Millán de Quintanilla de Onésimo.

San Miguel Arcángel. Es una obra de bella factura, propiedad de la Iglesia Parroquial de San Pedro de Serrada. Es una escultura de madera policromada, realizada por Gregorio Fernández en el año 1605.

Virgen con el niño. Talle de Alejo de Vahía (hacia 1500), de madera policromada y recibe culto en la Iglesia de La Seca.

Transfiguración del Señor. Círculo de Lucas Jordán (siglo XVII), de la Iglesia Catedral.

Santa Escolástica. Óleo sobre lienzo de Ramón Bayeu (1787). Monasterio de San Joaquín y Santa Ana de Valladolid.

San Antón. De Felipe Espinabete (XVII), de San Bernardo.

0 comentarios:

Publicar un comentario