Emprendedores en las Edades del Hombre 2012.

miércoles, 21 de marzo de 2012 8:38 By Medinalogo ADTM , In , , , , , , , , ,


Los onienses están aportando la nota de ilusión a la comarca en estos tiempos de austeridad, crisis e incertidumbre. La inminente llegada a la villa de la decimoséptima edición de la exposición de arte sacro Las Edades del Hombre, a la que se le ha dado el nombre de Monacatus, está revolucionando la localidad precisamente ahora cuando son muchos los que no quieren ni oír hablar de acometer inversiones. 

Seis empresarios locales se han lanzado y apresuran los plazos para abrir cinco nuevos negocios pensados para los miles de turistas que se esperan entre los meses de mayo y noviembre. Dos de esos promotores son José Ángel Acebes y Jony Arnáiz, dos socios que acaban de abrir en la Plaza del Ayuntamiento La Despensa de Don Sancho, una tienda de productos artesanales de la zona, la provincia y la región. De momento, el establecimiento funciona los fines de semana pero en cuanto llegue la Semana Santa, lo hará a diario. «Es un negocio que hay en todos los sitios turísticos y en Oña hacía falta para Las Edades, El Cronicón y el turismo, en general», dicen. 

El más joven de los seis promotores es Alejandro Llanos que abrirá una casa rural llamada El rincón del convento en la Plaza de Sancho García. El establecimiento tendrá diez plazas con comedor y cafetería. «Esperamos mucha gente; dicen que habrá fines de semana de 40 autobuses», afirma. 

También joven es Adolfo Oña quien quiere abrir en Semana Santa La Bodeguilla, un bar restaurante muy típico situado en la calle la Ronda que ya existió hace años pero que ahora se presentará totalmente renovado. «Tenía pensando el proyecto hace tiempo pero desde luego Las Edades es un aliciente». Por otro lado, añade que ha visitado distintas ediciones de Las Edades del Hombre en otras localidades y «se ve movimiento de gente». 

También en la calle Ronda se está construyendo un hotel-restaurante de siete habitaciones que se llamará La Muralla. Su promotora, Mercedes Val, se muestra muy ilusionada y explica que empezó con todo el papeleo en 2008 antes de saber que Las Edades del Hombre vendrían a Oña. Por eso, no tiene prisa para acabar las obras. Ella piensa a largo plazo pero sí le gustaría que estuviera listo para albergar a los turistas que vengan atraídos por la muestra sacra. «Los que tenemos negocio en el pueblo, estamos esperando Las Edades con mucha ilusión aunque eso sí, esperando lo desconocido porque una cosa es lo que haya habido en otras ediciones y otra, lo que finalmente vaya a haber aquí este año teniendo en cuenta la crisis», señala. 

Y el sexto emprendedor es Manuel Oña, un vecino que está construyendo un restaurante en la calle Barruso al que dará el nombre de La Ñ. «La idea es abrir en junio para dar un servicio que creemos que no había en Oña, con comida diferente», señala. 

Para todos estos empresarios, los miles de turistas que durante siete meses llegarán a Oña son un gran acicate por los beneficios económicos que dejarán pero todos coinciden en que abren sus negocios con visión a largo plazo y no para unos meses. «Lo que interesa es que una parte de los que vengan vuelvan de nuevo a Oña y disfruten de nuestro patrimonio», concluyen. 

0 comentarios:

Publicar un comentario