Monacatus expondrá el sagrario de San Juan de Campo tras restaurarlo.

domingo, 25 de marzo de 2012 14:03 By Medinalogo ADTM , In , , , , , , , , ,


A mediados del siglo XIX, el sagrario monumental del retablo mayor del monasterio de San Salvador de Oña fue retirado y trasladado al priorato benedictino de San Juan de Campo, entonces dependiente del monasterio y del que solo queda como testimonio su parroquia. Allí lo han conservado y disfrutado los vecinos de la pequeña pedanía de Villarcayo que por unos meses dejarán de contemplarlo. El motivo es que la pieza renacentista del siglo XVI ha sido ya trasladada al taller de restauración de la Fundación Las Edades del Hombre para ser tratada antes de formar parte de la muestra Monacatus que se podrá contemplar en Oña entre los meses de junio y noviembre. 

Lorenzo Carrillo, el párroco de Campo, se muestra muy orgulloso y contento por la elección del sagrario y porque la localidad la recuperará a principios de 2013 restaurada sin coste alguno. Carrillo asegura que el sagrario de Campo «va a constituir una de las piezas importantes que se expondrán en Las Edades del Hombre», aunque el grueso de la exposición aún es una incógnita. El pasado 2 de marzo, los responsables de la Fundación y de la Junta de Castilla y León desvelaron el tema elegido para este año, la vida consagrada en los monasterios y que «el rico patrimonio religioso-cultural de los monasterios de Castilla y León y de manera destacada de la Archidiócesis de Burgos» nutrirá la exposición. Pero de sus piezas nada se sabe. «Aún no está cerrado», aseguran desde la fundación, que prefiere no dar detalles, aunque si avanza que el taller de restauración trabaja en otras piezas que se podrán ver en Oña.

Lo que sí se avanzó en la presentación de la muestra Monacatus es que de la iglesia monástica de San Salvador de Oña, que en 2011 ha celebrado su milenario y del que llegaron a depender 150 iglesias y 300 pueblos en el siglo XIV, se integrarán en la exposición varios elementos. Uno será la sillería coral, obra de Fray Pedro de Valladolid; el panteón condal y real, de finales del siglo XVI; las pinturas murales dedicadas a la vida de Santa María Egipciaca, del S.XIV; el crucificado románico de Santa Trigidia, de finales del XII; y la escultura de esta mujer, la primera abadesa del monasterio, del S.XVIII. Además, Monacatus también recuperará piezas que originariamente estuvieron en el Monasterio de San Salvador como la de Campo. 

José Ángel Fernández de Larrea, responsable de Restauración de la Fundación Las Edades del Hombre, asegura que el sagrario de cuatro cuerpos y 3,5 metros de altura está «estructuralmente perfecto, a pesar de las condiciones de humedad de la parroquia de Campo». Sufre los efectos del humo de las velas y un «ataque puntual de xilófagos», así como ausencia de pintura en algunas zonas que será restituida. 

El sagrario y unas tablas del retablo de Oña viajaron a Campo, donde según el Diccionario de Madoz, todavía en 1849 servía un monje benedictino exclaustrado. El sagrario tallado en madera muestra las imágenes de San Benito, San Iñigo, el que fuera segundo abad del monasterio de Oña después de Dom García a principios del siglo XI, San Pedro y San Pablo y de los cuatro padres de la iglesia, San Agustín, San Gregorio, San Jerónimo y San Ambrosio, así como escenas del Antiguo y Nuevo Testamento. Y la belleza también se esconde en su interior, dado que en él conserva una representación pictórica de la Última Cena y en el fondo de la pintura un Ecce Homo con ángeles.

Quienes acudan a Las Edades del Hombre en Oña podrán observar todos estos detalles. La exposición de arte más visitada de España recibió a cerca de 450.000 visitantes en su última edición compartida por Medina del Campo y Medina de Rioseco. En Oña, la Junta espera no menos de 250.000. 

0 comentarios:

Publicar un comentario