Oña y las Edades del Hombre 2012:" la villa milenaria con porvenir".

sábado, 14 de julio de 2012 13:17 By Medinalogo ADTM , In , , , , , , , , ,



Es obligado comenzar diciendo que Oña es ahora mismo y hasta más allá de noviembre la sede de Monacatus, la exposición de las Edades del Hombre de este año 2012. Y lo es con motivo del Milenario del Monasterio de San Salvador (1011-2011), broche de oro con el que se cierran los innumerables actos desarrollados durante varios años para celebrar tan relevante evento.

Bajo la dirección y la cobertura de la Fundación Milenario de San Salvador, se han desarrollado actividades diversas desde cursos de verano de la Universidad de Burgos y un congreso internacional hasta la edición de un sello de Correos y de un cupón de la Once. También destaca la emisión desde Oña del programa de RNE No es un día cualquiera dirigido y presentado por Pepa Fernández.



A la agenda se han unido exposiciones, obras de teatro y la edición de varias publicaciones. También se han promovido importantes obras de restauración del viejo cenobio, que lo han preparado para recibir a Las Edades del Hombre en condiciones dignas, a pesar de lo mucho que todavía queda por hacer para su conservación.

En cuestión de semanas, se sumará al pulso habitual de la villa en verano con sus fiestas, su mercadillo de los viernes, las vacaciones o la apertura de las piscinas municipales la representación de El Cronicón de Oña. La ocasión es especial para este acontecimiento por doble motivo: el espectáculo cumple veinticinco años y por primera vez se representará al aire libre la obra completa, ya que el escenario de siempre, el interior de la iglesia abacial de San Salvador, está albergando la exposición Monacatus.

Entre los días 10 y 15 del próximo mes de agosto, la obra se representará a cobijo de la fachada barroca del monasterio, en la plaza de Sancho García. El personal de la organización lleva meses trabajando para que el espectáculo sea tan impresionante como siempre y su puesta en escena tenga el rigor y la profesionalidad que ya son tradicionales.

Ahora, es el momento idóneo para conocer Oña y miles de personas se acercan a la villa con motivo de Monacatus, pero el deseo de la  Corporación municipal y de sus habitantes va más allá. Aspiran a que estas visitas sirvan para conocer mejor no solo el antiguo monasterio de la localidad y las maravillosas obras de arte que allí se muestran, sino que se disfrute también de los jardines benedictinos, la Casa del Parque Natural Montes Obarenes-San Zadornil, sus hermosos paisajes, su gastronomía y la artesanía de toda la comarca.

Oña se ha preparado a conciencia para recibir visitantes ahora y en el futuro. Lejos quedan aquellos tiempos en que se extraía la resina de los pinos en los montes y se destilaba en las dos fábricas que llegó a tener la localidad. En la actualidad, la villa se ha erigido como un importante centro de servicios en la zona. En las dos oficinas de turismo se informa a los turistas de las riquezas que encierran el municipio y todo el entorno que le rodea: Frías, Poza, Las Merindades y La Bureba.

El alcalde oniense, Arturo Pérez, confiesa que el esfuerzo está siendo importante porque se trata de un municipio pequeño y con pocos medios pero al mismo tiempo subraya que ha sido satisfactorio aceptar el reto y pelear para superarlo. A esta tarea se han sumado con entusiasmo numerosas personas de la villa que han colaborado voluntariamente en diversos trabajos y, también, un gran número de instituciones.

Pérez considera que el turismo a partir de ahora obtendrá un impulso importante porque confía en que la belleza de estos lugares, su gente, su arte y su historia son atractivos suficientes para que muchas personas deseen venir o volver para disfrutar de todo ello.

0 comentarios:

Publicar un comentario