El cardenal Amigo recorre "Passio" emocionado en su localidad natal: Medina de Rioseco.

domingo, 11 de diciembre de 2011 21:14 By Medinalogo ADTM , In


En su tierra, en la localidad que le meció, en su preciada iglesia de Santiago de los Caballeros. Aquí, en Rioseco, fue donde ayer el cardenal riosecano y arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo, pudo disfrutar de la última exposición con el marchamo de Las Edades del Hombre, la que narra la Pasión de Cristo con una serie de obras «llenas de vida» que le llegaron, incluso, a emocionar. «La he visto con el corazón más que con los ojos», confesó el cardenal tras una visita en la que estuvo acompañado por el alcalde de Rioseco, Artemio Domínguez; el comisario de la muestra, Óscar Robledo; y su secretario, Pablo Noguera. 

Aunque desde que abriera al público el pasado 3 de mayo han sido numerosas las ocasiones en las que programó sin éxito su visita a 'Passio', finalmente fue ayer, víspera de la clausura, cuando el cardenal riosecano pudo conocer una muestra, que, confesó, nunca pudo pensar que llegaría a su municipio. ¿El resultado? «Da pena que se clausure una exposición así, porque está llena de vida y esto no muere», dijo tras contemplarla con detenimiento, y añadió: «Hay que felicitar a la Fundación porque han hecho sentir a los pueblos de Castilla y León el orgullo de ser custodios de obras tan admirables».  

El arzobispo emérito de Sevilla pudo así apreciar obras «llenas del amor de todos aquellos que buscaron los mejores artistas para que las hicieran lo que más querían valorar en sus pueblos», por lo que recordó que el ciclo que la Fundación Las Edades del Hombre puso en marcha hace 23 años no es «una simple exposición», sino que se trata de «un encuentro con el alma de Castilla y León y con los hombres y mujeres que vienen a ver su Cristo, sus vírgenes, sus Pasos». 

Emocionado confeso, especialmente tras pasar por la capilla que custodia al Cristo Yacente de Gregorio Fernández «que te sobrecoge todo», el cardenal quiso tener palabras de agradecimiento para el alcalde de Medina de Rioseco, Artemio Domínguez, quien, recordó, «insistió tanto para que Las Edades vinieran a las dos Medinas». Localidades que, tal y como precisó, tienen en sí mismas «un auténtico museo» pero que en el caso de la Ciudad de los Almirantes le ofrece una «alegría muy grande» por poder presumir de su pueblo en tantos sitios. «Y si uno me dice que ha visto el 'ceomico' y le ha gustado me llena de alegría, porque es mi Paso», añadió.  

El cardenal participó hoy, a las 10:30 horas, en la misa que retransmite en directo la 2 de TVE y que ha sido oficiada en la iglesia de Santa María. Se trata de un acontecimiento que coincide, casualmente, con la clausura de la exposición 'Passio' de Las Edades del Hombre, que hoy será el último día que permanecerá abierta para el público. Y lo hará con un balance «muy positivo» para el comisario de la muestra, el sacerdote abulense Óscar Robledo, quien recordó que la exposición arrancó con el buen tiempo ya encima, pero que después se pudo prorrogar hasta superar los 400.000 visitantes. «Una cifra que ha superado con creces las expectativas del comisario», destacó. 

Las más de 150 piezas que forman parte de esta muestra que se ha podido ver en Medina de Rioseco y en Medina del Campo regresarán esta semana a sus lugares de origen, «lo antes posible», puntualizó el comisario, pues recordó que se trata de obras de arte que están fuera de su lugar habitual y tienen un seguro, «y cada día que pasa hay que pagarlo», añadió.  

La clausura de esta exposición, que ha generado una importante actividad económica en Medina de Rioseco, deja entre sus más de 5.000 habitantes un doble sentimiento. «Pena, porque la exposición se termina, y satisfacción, porque ha sido un éxito», destacó el regidor, Artemio Domínguez. Para el alcalde, además, queda la esperanza de que los visitantes, en gran parte, «no han podido ver todo lo que querían en un día, así que probablemente volverán para poder ver todo lo que tiene la Ciudad de los Almirantes».

0 comentarios:

Publicar un comentario